El aprendizaje a lo largo de la vida en diálogo. La revista Decisio número 39

Cecilia Fernández Zayas

cfernandez@crefal.edu.mx

Editora general de Decisio

Centro de Cooperación Regional para la Educación de Adultos

en América Latina y el Caribe

Introducción

La denominada “educación de personas jóvenes y adultas” (EPJA) es un espacio de reflexión amplio e indeterminado, sujeto a los vaivenes de las prioridades nacionales e internacionales de cada época. Es un campo dúctil, que así como puede restringirse a lo más “funcional”, o a lo más “escolar” (para alfabetizar, por ejemplo, o para lograr que todas las personas mayores de quince años concluyan su educación básica), abarca también una amplia gama de reflexiones e iniciativas situadas en el enfoque del derecho a la educación, y del ejercicio de éste como la puerta de entrada a todos los demás derechos.

La EPJA se ubica en una tradición de atención/integración de los sectores marginados de la sociedad; existe un cúmulo de expresiones institucionales (principalmente gubernamentales) de atención educativa dirigido a esta población, así como una amplísima gama de experiencias educativas emanadas de organizaciones no gubernamentales identificadas con la educación popular. Y no sólo en América Latina, sino también en “el Norte” (ver Liam Kane, Dialogando con la educación popular en “El Norte”, Decisio. Saberes para la Acción en Educación de Adultos, núm. 40, pp. 15-19). Esta especificidad en el sujeto de atención de la educación con personas adultas, sin embargo, se ha ido diluyendo en enfoques como el de “aprendizaje a lo largo de la vida” (ALV), en el que se reconoce el derecho de todas las personas, independientemente de su condición, origen, etcétera, a acceder a una oferta amplia y flexible de educación.

Entendemos el ALV como una visión amplia de educación que viene de la tradición de la educación fundamental y la “educación permanente”, y que se refiere al entramado de políticas, reflexiones y prácticas acerca de la educación para la población adulta (y en las últimas décadas, de manera muy importante, también a la juventud), tanto en el ámbito escolar como en el no formal (en especial en este último).

Decisio 39: el aprendizaje a lo largo de la vida en diálogo

La revista Decisio, con casi quince años de vida, con 37 números temáticos, es un caleidoscopio que muestra la diversidad de la educación formal y no formal con personas jóvenes y adultas. En ese trayecto, hemos abordado temas centrados en sujetos específicos (personas en reclusión, con discapacidad, adultos/as mayores, migrantes…), o en temas del espacio escolar o institucional, como matemáticas y alfabetización, y recientemente el de saberes letrados. Hay otros números que refieren a reflexiones metodológicas, como el de sistematización e investigación-acción.

Podemos decir que Decisio se ha propuesto retomar la mirada amplia acerca de la EPJA que quedó plasmada en los documentos de la V Conferencia Internacional de Educación de Adultos, que se llevó a cabo en 1997 en Hamburgo, y ha ido más allá, al incorporar temas como el de la educación a través de los museos, los relativos a la prevención de la violencia de género y la economía solidaria, entre otros.

Desde su fundación, en 2001, ha sido no sólo un escaparate de esta mirada amplia de la educación con personas adultas, sino que se ha propuesto poner en diálogo, en cada número, textos de procedencias y enfoques distintos, que aporten una mirada compleja de cada tema, idealmente combinando artículos de reflexión teórica con otros de resultados de investigación y de sistematización de experiencias. Nos ha parecido importante incluir textos de entidades gubernamentales, tanto como académicas y de la sociedad civil. Las contribuciones a la revista son breves y concisas, porque lo que nos interesa es poner en diálogo distintas miradas, sin ánimo de ser exhaustivos ni de profundizar en ninguna en particular.

El número 39, dedicado al tema “Conceptualizaciones, políticas y prácticas de aprendizaje a lo largo de la vida”, coordinado por Carlos Vargas Tamez, asumió este propósito de “poner en diálogo” a muy diversos actores de larga e influyente trayectoria en el ámbito en cuestión. Presenta textos de América Latina y de Europa; reflexiones conceptuales y metodológicas desde distintos enfoques, y diversas iniciativas y prácticas. En las líneas que siguen, retomamos cuatro espacios de diálogo que presenta este número.

Primer diálogo: los conceptos

Un primer diálogo sucede en el terreno de la conceptualización: Carlos Vargas abre esta discusión, al exponer las definiciones y características del ALV desde una perspectiva histórica. Haciendo eco de los lineamientos de la revista, lejos de cerrar la discusión, propone abordar cinco “tensiones” al interior del tema: entre educación y aprendizaje; adaptación y transformación; sociedad del aprendizaje y economías basadas en el conocimiento; aprendizaje para la empleabilidad y crecimiento económico y aprendizaje para la inclusión social, la ciudadanía activa, el desarrollo y la realización personal; y entre las dimensiones individual y colectiva del aprendizaje. Son tensiones que atraviesan contextos y enfoques muy diversos, y que implican distintos proyectos y visiones de futuro para el ser humano, para la convivencia y el planeta.

En diálogo con este artículo, el de Gloria Hernández, analiza la tensión, en América Latina, entre el enfoque remedial, podríamos decir “tradicional”, de la EPJA, y el enfoque del ALV. El primero se dirige a lograr aprendizajes instrumentales que lubriquen la incorporación de los sectores marginados (en especial los jóvenes de dichos sectores, dado el llamado “bono demográfico”) a los requerimientos del modelo de acumulación capitalista actual; se caracteriza por contar con un financiamiento deficiente, por desatender, entre otros, el tema de la formación docente, y por realizarse, regularmente, en condiciones precarias. El enfoque del ALV, que se orienta a un sujeto mucho más diluido, con una oferta abierta y flexible, abarca infinidad de temas, niveles y propósitos y no se centra en resolver las necesidades educativas de los grupos más pobres y excluidos.

La presencia tan fuerte del enfoque remedial en América Latina responde a las deudas sociales (conceptualizadas como “rezago”) con amplios sectores de población que no han tenido, ni tienen ahora, oportunidades educativas y laborales que les permitan acceder a una vida digna y al disfrute de sus derechos. El llamado, por tanto, es a revisar dicho enfoque y darle contenido a la luz del derecho a la educación, punto de partida del ALV; es decir, atender las necesidades educativas de la gente desde políticas contextualizadas y programas que superen el enfoque remedial y se coloquen en la perspectiva del derecho a la educación, pero que no pierdan de vista ese sujeto tradicional de la EPJA, con el cual el Estado está en deuda.

El tercer ángulo es un artículo crítico de Licínio Lima; en su punto de vista, el acento puesto en el aprendizaje ha tenido, desde los años noventa, el efecto “no deseado” de derivar en una concepción individualista, instrumental y pragmática de la educación. El autor habla de un “encogimiento” de la educación y un sobredimensionamiento del aprendizaje, como si éste fuera capaz, por sí solo, de resolver los problemas de la economía y la sociedad. El acento en el aprendizaje ha contribuido (junto, claro está, con el dominio del mercado sobre la economía) a la conversión del estudiante en cliente; un cliente que elige, de acuerdo con sus necesidades y gustos, la opción educativa que mejor le cuadra. En esta lógica, ya no se trata de un Estado obligado a ofrecer oportunidades educativas de manera universal a la población, sino de proveedores, públicos y privados, de servicios educativos atomizados, más orientados al entrenamiento de la fuerza de trabajo que a la formación humanista y ciudadana. Nos parece muy importante la postura crítica de Lima porque, además, señala lo que él llama la “despedagogización” del aprendizaje, es decir, su descontextualización de otros aspectos del hecho educativo que intervienen de manera determinante, como las condiciones materiales en las cuales se realiza, la formación de las y los docentes, las relaciones entre éstos, entre el cuerpo docente y el estudiantado, entre las y los estudiantes…

Estos tres textos que abordan, problematizándola, la conceptualización del ALV se pronuncian por vincular al ALV con una educación crítica, que contribuya a elevar las capacidades de gestión y de participación ciudadana de la población, es decir, que se vincule a proyectos de transformación social y contribuya a crear vasos comunicantes entre ciudadanos y ciudadanas de todas las latitudes.

Segundo diálogo: lo local y lo global

El diálogo entre lo local y lo global nos permite ver lo mucho que se puede “estirar” el término de ALV y la diversidad de experiencias que caben en él. En este diálogo participa una experiencia local del CREFAL, con sus empresas solidarias, que atiende la formación de grupos de comunidades rurales cercanas al centro; aquellas que tienen, o se interesan por echar a andar, proyectos productivos de pequeñas dimensiones. Destaca, asimismo, una experiencia regional: la Campaña Latinoamericana por el Derecho a la Educación, mediante la cual se recogieron y publicaron relatos y propuestas de sujetos de la EPJA (docentes, promotores/promotoras, y participantes en diversas modalidades y cursos). La campaña da voz a estos actores pocas veces escuchados y presenta su punto de vista como insumo para el diseño, ejecución y evaluación de políticas y programas públicos, tanto para ser tomados en cuenta por los gobiernos locales como por las organizaciones internacionales.

Tenemos también el artículo del Programa de Intercambios Internacionales PASCAL, en particular el proyecto PIE, que constituye una iniciativa para intercambiar y discutir en red información referida a prácticas locales de ALV, especialmente de aquellas que se orientan a fortalecer las ciudades del aprendizaje. Aunque el proyecto se inició interconectando ante todo experiencias de Europa, Canadá, Estados Unidos y Australia, ahora incluye a ciudades de Asia Oriental.

Es interesante ver que estas tres iniciativas utilizan tecnologías de la información y la comunicación para fines educativos. Estos trabajos plantean que ese gran paraguas que es el ALV cobija iniciativas no sólo de muy distinto tipo, sino de muy variado alcance, y muestra que las interconexiones entre proyectos muy diversos, pero orientados a mejorar el aprendizaje en espacios no escolares, son una realidad y tienen un enorme potencial.

Tercer diálogo: la incidencia ciudadana en las políticas educativas

En el ámbito de las políticas públicas, Decisio nos presenta un tercer diálogo entre dos realidades distintas, pero que confluyen en mostrar el potencial de incidencia de iniciativas de educación no escolar para mejorar la EPJA, teniendo como eje de preocupación los sujetos. Las dos experiencias son la educación de adultos en Inglaterra y la educación en las cárceles de Brasil. La primera narra la gestión y el desarrollo de un estudio acerca del uso del financiamiento para esa modalidad en ese país, y en el caso de Brasil, una experiencia de lucha por incidir en hacer realidad el derecho a la educación en las cárceles brasileñas. Aunque las realidades en que se desarrollan estas dos experiencias son muy distintas, en ambos casos se trata de iniciativas no gubernamentales que llevan a cabo estudios y cabildeo para mejorar, cuantitativa y cualitativamente, las oportunidades educativas para las personas adultas. En particular, el trabajo sobre Brasil plantea las enormes dificultades que es preciso enfrentar ante una realidad acuciante para la población encarcelada en toda América Latina: los condicionantes de sector social y de etnia, las especificidades de género y generación, las condiciones de la vida en las prisiones y, en consecuencia, la sistemática negación de los derechos de esta población, el de la educación uno de ellos.

Cuarto diálogo: oportunidades educativas

La efervescencia de oportunidades educativas a la que ha dado lugar el enfoque del ALV se expresa en este último diálogo. Aunque en niveles distintos de detalle, se describen tres ofertas formativas dentro de dicho enfoque: la Academy of Life Long Learning Advocacy del Consejo Internacional de Educación de Personas Adultas (ICAE, por sus siglas en inglés), el Máster Universitario Europeo en Aprendizaje a lo Largo de la Vida y la maestría en Educación a lo Largo de la Vida del CREFAL. Interesa resaltar aquí que dos de esas iniciativas nacen de instituciones de larga data y tradición educativa dedicadas, desde sus orígenes, a la educación de personas adultas: el CREFAL, fundado en 1951, y el ICAE en 1973. Dos experiencias fomentan la convivencia de participantes de muy diversas culturas y procedencias, así como la movilidad de sus estudiantes: el ICAE Academy of Life Long Learning Advocacy (IALLA), nacido en 2004, convoca a líderes sociales de todo el mundo y fortalece su formación en temas de abogacía e incidencia política para que en sus países y regiones impulsen la agenda de la educación a lo largo de la vida; por su parte, el Máster Universitario Europeo en Aprendizaje a lo Largo de la Vida (2006), del programa Erasmus Mundus, tiene su sede en cuatro universidades (la Universidad de Aarhus, Dinamarca; la Universidad de Londres, Reino Unido; la Universidad de Deusto, España; y la Melbourne Graduate School of Education, Australia). La maestría del CREFAL, de 2013, a diferencia de las anteriores, es en línea y se propone, de igual modo, favorecer el diálogo intercultural.

Los puentes que traza Decisio

Cada número de la revista moviliza a más de veinte colaboradoras y colaboradores dispuestos a tender puentes entre personas que, desde distintos ángulos, desarrollan reflexiones y prácticas en educación. Les mueve el interés por entrar en diálogo con otras expresiones y aportar, desde su práctica, a otras y otros. El número 39 reúne textos problematizadores y experiencias educativas cuya riqueza está, como hemos dicho, en su diversidad y su potencialidad para establecer conexiones. En la medida en que lo logre, cumplirá con su propósito.

Puede consultarse en http://www.crefal.edu.mx/decisio/