709_Reseña

Reseña: Saber enseñar

Book review: Know how to teach

Por: Gabriela Begonia Naranjo Flores

gabriela.naranjo@sepdf.gob.mx

Currículo: doctora en Ciencias con Especialidad en Investigaciones Educativas, DIE/CINVESTAV. Profesora en la Universidad Pedagógica Nacional.

Libro: Saber enseñar: un trabajo de maestros. Análisis de la docencia en el aula y propuestas para mejorarla, de Ruth Mercado y Ma. Eugenia Luna, México, SM Editores, 2013.

¿Qué es la enseñanza?, ¿dónde y cómo aprenden los maestros a enseñar?, ¿cómo viven la docencia?, ¿cómo logran que alumnos con características, necesidades e intereses tan diversos se involucren con los contenidos y aprendan?, ¿cómo atienden a quienes presentan mayores dificultades?, ¿cómo lo hacen en las condiciones reales y difíciles de las aulas?, ¿cómo deciden qué enseñar y cómo enseñar?, ¿cómo enfrentan las situaciones imprevistas del aula? Estas preguntas son abordadas de una manera sencilla, clara y sensible en el libro Saber enseñar: un trabajo de maestros. Análisis de la docencia en el aula y propuestas para mejorarla, cuyas autoras persiguen dos propósitos: compartir una perspectiva sobre la enseñanza que ha sido construida a partir de la investigación de su desarrollo en el aula por maestros reales y en condiciones reales, y contribuir con este material a la actualización profesional de los docentes de educación básica, ya que reconocen las dificultades que enfrentan en su práctica diaria y que se agudizan cada vez más.

De cierta manera, el libro recoge mucho de la experiencia profesional y de investigación de las autoras. Ruth Mercado Maldonado es docente e investigadora del Centro de Investigaciones y Estudios Avanzados, con una trayectoria profesional de más de treinta años; ha dedicado importantes esfuerzos a la investigación etnográfica en aulas mexicanas, con un interés particular en el estudio del trabajo docente y en la formación inicial y continua de maestros desde perspectivas socioculturales. Con base en autores como Agnes Heller, Milhail Bakhtin y Lev Vygotsky, Mercado ha producido una construcción propia acerca de la enseñanza y los saberes docentes. Sus estudios se han caracterizado siempre por el interés de comprender la perspectiva del otro, y distanciarse de las miradas prescriptivas o evaluativas tan frecuentes en el campo pedagógico.

Por su parte, María Eugenia Luna, con veinte años de experiencia como docente de educación básica, media superior, superior y posgrado, ha realizado investigaciones sobre procesos de preparación cotidiana de maestros de educación básica, formación ciudadana y violencia escolar. Además, ha participado en el diseño de planes y programas de estudio, así como de materiales educativos para la educación básica en formación ciudadana, y de orientación y tutoría en la Secretaría de Educación Pública (SEP). Ha sido también coordinadora de programas nacionales de formación ciudadana para primaria y secundaria en la SEP, y asesora y diseñadora de cursos de posgrado en materia de formación ciudadana y valores.

En su libro, las autoras recuperan contribuciones importantes de la investigación educativa etnográfica, producidas no solo por ellas, sino por otros autores, sobre un aspecto clave, esencial del trabajo de ser maestro: la enseñanza. El espíritu de su esfuerzo está marcado por una preocupación genuina en acercar a los docentes dichas contribuciones, con un lenguaje accesible y próximo a ellos, respetuoso y sensible a las condiciones reales en que llevan a cabo su trabajo en las aulas mexicanas.

En la obra se advierte la cercanía de las autoras con las escuelas, con la vida cotidiana de las aulas y la labor del maestro, quien, si bien es tratado como sujeto histórico y social, es reconocido a la vez como individuo concreto, cuyo trabajo está situado en un lugar y momento determinado y en un entorno complejo y cambiante. El análisis sobre la enseñanza aborda diferentes elementos que juegan un papel clave en su desarrollo, y configuran en el día a día su gran complejidad.

A diferencia de otros textos dirigidos a maestros de educación básica, este libro no pretende decirles a estos cómo enseñar. Ellos han sido bombardeados con mensajes que a menudo cuestionan su trabajo, les dicen que no lo saben hacer, o que lo hacen mal e, incluso, que no son “idóneos” para la docencia. Este texto, al contrario, tiene como premisa el reconocimiento de la labor del maestro; parte de la convicción de que el docente “sabe enseñar”, ese es su trabajo y lo hace. Esta premisa es fundamentada empírica y teóricamente por las autoras mediante datos recopilados en investigaciones etnográficas en escuelas y aulas mexicanas de diferentes entidades del país, tanto urbanas como rurales, así como unigrado y multigrado, y a través de la incorporación de referencias a ideas, conceptos y análisis teóricos de las propias autoras y de la consulta crítica de una amplia bibliografía nacional e internacional sobre la docencia.

Si bien se parte del reconocimiento de que el maestro sabe enseñar, este libro presenta propuestas y sugerencias viables para mejorar la enseñanza, que se desprenden de la propia observación y análisis de la docencia. El texto invita a la reflexión de los maestros sobre su propia práctica y ofrece un espacio desde el cual pueden mirar a otros colegas para reconocerse a ellos mismos (o quizá también desconocerse), un espacio para reflexionar sobre su quehacer, el sentido de su trabajo y vislumbrar otras posibilidades. El libro se constituye en un material invaluable, útil para la formación continua de los maestros en servicio.

No se trata de una imagen idealizada y romántica de la docencia ni del docente, sino de un análisis serio de la parte fundamental del trabajo del maestro de carne y hueso: la enseñanza. Una enseñanza desarrollada a diario en condiciones difíciles, imprevistas y cambiantes, con la presión de numerosas normativas y demandas institucionales y sociales. El texto recupera la perspectiva de los docentes, devela y da sentido a su trabajo y, por tanto, contribuye a que ellos mismos se reconozcan en él. Se recuperan las voces de los docentes, sus experiencias y preocupaciones, cómo se presentan las dificultades y cómo ante ellas tejen nuevas posibilidades.

El libro está dirigido ante todo a maestros de educación básica en servicio y a quienes se preparan para serlo; sin embargo, resulta también un material indispensable para quienes, por diversas razones, estamos interesados en conocer y comprender la docencia. Con un prólogo de Nieves Blanco, profesora e investigadora en la Facultad de Ciencias de la Educación y coordinadora del doctorado en Didáctica y Organización Educativa de la Universidad de Málaga, el texto aborda la enseñanza desde el reconocimiento de su gran complejidad.

El libro se estructura en cuatro capítulos. El primero analiza, desde una concepción sociocultural, qué es la enseñanza y brinda elementos para responder a ¿cómo aprenden los maestros a enseñar?, ¿qué caracteriza a esta profesión tan única y compleja?, ¿cuáles son sus límites y posibilidades para generar aprendizajes significativos con los alumnos en la vida cotidiana de las aulas?, entre otras preguntas. El segundo destaca uno de los factores más importantes que orienta las decisiones y acciones de los docentes al enseñar: los alumnos. Esto, como respuesta a dos preguntas: ¿qué conocimientos están en la base de la planeación de su trabajo, de las modificaciones que sobre la marcha realizan? y ¿cómo construyen estos saberes?

El tercer capítulo muestra cómo los maestros desarrollan su trabajo de enseñar en las condiciones reales, complejas, multidimensionales e imprevistas del aula. Destaca la gran heterogeneidad de los grupos escolares, con frecuencia numerosos y constituidos por alumnos con diversas características, necesidades, capacidades e intereses, y que viven, además, en un mundo cada vez más complejo. ¿Cómo convocar el interés de todos ellos?, ¿cómo atender sus diferentes necesidades?, ¿cómo lograr su aprendizaje? y ¿cómo orientarlos hacia una relación significativa con los objetos de conocimiento del currículo?

El cuarto capítulo aborda la tensa relación de los docentes con el currículo: ¿cómo deciden qué del currículo enseñar y cómo enseñarlo?, ¿cómo lo recrean y reconstruyen en la práctica cotidiana?, ¿con qué materiales?, ¿cómo incorporan diversas propuestas e innovaciones en enseñanza?, ¿cómo decide? y ¿qué consideraciones y preocupaciones alimentan sus decisiones?

A lo largo de los cuatro capítulos se intercalan elementos que enriquecen su estructura y lo convierten en un material con gran potencial para el fortalecimiento de los colectivos escolares. El libro, además, contiene:

  • Recuadros denominados “Para analizar”, que incluyen citas bibliográficas, ideas y conceptos que ayudan a comprender mejor algunos rasgos de la enseñanza sobre los cuales los docentes pueden reflexionar.
  • Recuadros titulados “Para saber más”, con recomendaciones de otros textos para profundizar sobre un tema específico.
  • Sugerencias de “Actividades”, vinculadas con el contenido que se aborda; por ejemplo, análisis de situaciones complejas que los docentes han vivido en su trabajo cotidiano o de las formas en que las han enfrentado y los resultados obtenidos.
  • “Actividades DVD”, una propuesta interactiva de trabajo que propone a los docentes reflexionar, luego de observar una escena de video, sobre aspectos esenciales de la enseñanza, y devuelvan la mirada hacia su propia actuación, sus efectos y la discusión de otras posibilidades de acción. El DVD incluye trece escenas recopiladas y procesadas por Ruth Mercado; algunas muestran entrevistas con docentes y otras constituyen recortes seleccionados de diferentes aspectos o momentos de trabajo en el aula.

La inclusión de este material videográfico aporta un valor agregado al libro, no solo por la propuesta interactiva de trabajo, sino porque permite también recuperar algunas voces docentes sobre lo que ellos viven en sus aulas y, de algún modo, escuchar las voces de los niños y las niñas, sus miradas, gestos inquietos, interacciones con sus maestros y, en suma, el dinamismo del aula.

El libro también ofrece una bibliografía relevante y actualizada sobre el tema de la enseñanza y la docencia, muy útil para quienes desean profundizar en este tema, y una serie de fotografías que revelan la gran vitalidad de la vida cotidiana del aula.

Así pues, se trata de un texto ampliamente recomendable con diferentes posibilidades de uso, que incita a la reflexión y al reconocimiento de la gran complejidad del trabajo docente, en un momento en que las políticas de evaluación cuestionan en forma implacable el quehacer docente. Dejamos abiertas dos preguntas que la lectura de la obra reseñada provoca: ¿por qué es tan difícil evaluar el trabajo del maestro y, en particular, evaluarlo desde una perspectiva estandarizada? y ¿cómo realizar una evaluación justa de la docencia, en especial si consideramos su gran complejidad?

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


Copyright (c) 2017 Sinéctica

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.