Algunas aportaciones del INIDE al análisis y planeación del futuro de la educación básica

  • Carlos Muñoz Izquierdo

Resumen

En 2005, según datos del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), más de treinta millones de mexicanos no habían concluido su educación básica, lo que revela que esta demanda todavía no ha sido satisfecha. Aunado a esto, las pruebas “Excale” (que evalúan conocimientos de español y matemáticas) y pisa (Programa para la Evaluación Internacional de los Estudiantes, por sus siglas en inglés) aplicadas a estudiantes de primaria y secundaria en los ámbitos nacional e internacional, arrojaron
resultados nada favorables a los alumnos mexicanos. Por ello se han puesto en marcha en nuestro país varios programas compensatorios para mejorar la educación básica a partir de tres estrategias principales que tienen que ver con el fortalecimiento de la oferta escolar, la distribución de becas entre los alumnos de escasos recursos, y la participación de las comunidades educativas en la gestión escolar. En este artículo se aportan evidencias de que
esos programas no han producido resultados satisfactorios, por lo que se propone una estrategia alternativa para mejorar la calidad de la educación básica que se imparte en México.

Biografía del autor/a

Carlos Muñoz Izquierdo
Doctor en Planeación de la Educación por la Universidad Stanford. Docente e investigador. Dirige en la Universidad Iberoamericana Ciudad de México el Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación. Sus publicaciones se refieren, a los factores que determina la calidad de la educación y al papel que desempeña la educación en el cambio social.
Publicado
2008-01-01
Sección
Temático